El Shale Gas (1/3) ¿Qué es?

Parte 1 – ¿Qué es?

             Todo el mundo habla de las bondades del Shale Gas, sin embargo,  pese a ser un país petrolero, la información que tenemos es muy limitada. Ahora que la reforma energética se ha aprobado y se esperan una “revolución”, la intención de este articulo es informar qué es antes de abordar otros temas al respecto.

            El Shale Gas (en español Gas Lutita) es el gas natural que está atrapado en las formaciones de rocas sedimentarias ricas en petróleo, también conocidas como lutitas.

Fuente: Administración de Información de Energía Estadounidense (EIA)

Fuente: Administración de Información de Energía Estadounidense (EIA)

             Como puede verse, la lutita está en la parte más profunda del gráfico, donde hace millones de años se depositó materia orgánica (o dinosaurios muertos si así lo quieres ver). Esta materia, con la presión de otras formaciones encima de ella, la temperatura y el paso del tiempo, se ha estado cociendo al grado de producir hidrocarburos (gas y petróleo).  En rocas con mayor permeabilidad, pasados otros millones de años, estos hidrocarburos salen y emigran hacia arriba hasta que se topan con una formación impermeable o sello que los atrapa. Por densidad, el gas está arriba y el petróleo se queda abajo.

             Los métodos convencionales de extraer petróleo y gas consisten en perforar pozos verticales que alcanzan los hidrocarburos que se encuentran debajo de la capa impermeable. Estos yacimientos tienen la ventaja de que se encuentran en formaciones porosas y permeables. La porosidad de la roca es importante para poder albergar las riquezas, mientras que la permeabilidad dicta qué tan interconectados están los poros. Esto quiere decir que un pozo tiene grandes posibilidades de extraer mayores cantidades de gas mientras la formación tenga alta permeabilidad. De no ser así, sería necesario perforar varios pozos para poder extraer los hidrocarburos, lo que obviamente incrementa el costo de producción.

             El problema de las lutitas es que son formaciones de muy baja permeabilidad y un pozo vertical tendría casi nula producción. De ahí el nombre de “fuente no convencional de gas”.

 Gracias a las tecnologías que se han ido perfeccionando en la última década se tienen, por un lado, técnicas de perforación horizontal que maximizan el contacto con la formación a drenar, y también la fracturación hidráulica, “fracking” o “fracing”. Esta última consiste en inyectar agua, arena y químicos a altas presiones para que fracturen la formación y se creen canales por donde el petróleo pueda fluir fácilmente. Gracias a estas dos técnicas se ha podido producir amplios volúmenes de gas o aceite “Shale Oil” que hasta hace poco no eran rentables.

           Es deseable que las nuevas tecnologías ayuden a minimizar los riesgos de la extracción, porque definitivamente el gas natural proveniente de esta extracción es más limpio que el petróleo y el carbón. De acuerdo con la Administración de Información de Energía Estadounidense (EIA), el gas emite significativamente menos niveles de dióxido de carbono y dióxido de azufre. A sí mismo, puede producir la mitad de CO2 que la combustión por carbón cuando se usa efectivamente en plantas de producción de electricidad.

             Sin embargo, la fracturación también tiene riesgos y complicaciones. Para empezar requiere de altos volúmenes de agua en áreas remotas. Una vez fracturado, existe el riesgo de hacerlo de manera indebida y así contaminar las áreas aledañas o los mantos freáticos. También se producen grandes cantidades de agua con químicos que tiene que ser tratada antes de desecharla o reusarla. Finalmente, de acuerdo con el Registro Geológico de los Estados Unidos, fracturar hidráulicamente produce pequeños terremotos los cuales son minúsculos para preocuparnos.

             De hecho, existen países que han cancelado perforación de este índole hasta no tener mas estudios al respecto. Por su parte, Estados Unidos condujo un estudio, por encargo del Presidente Obama, para identificar las medidas que redujeran el impacto ambiental antes de que el boom en ese país empezara. Aún teniendo estas medidas y considerando que es una técnica relativamente nueva, existe incertidumbre de la productividad de los pozos en el largo plazo.

            El día de hoy, el Shale Gas se ha convertido en la fuente energética de más alto crecimiento en los Estados Unidos lo cual ha permitido que el precio del gas disminuya significativamente. Tal es el crecimiento que se espera que para el 2022 se vuelva un exportador neto. De acuerdo con un estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad A.C. (IMCO) “los Estados Unidos tendrán una mayor inversión en los sectores intensivos en energía como la metalurgia, la industria química y las manufacturas pesadas. Asimismo, que la explotación del gas de lutitas ya representa 600 mil empleos y 77 mil millones de dólares en valor agregado para aquella nación”.

             En cuanto al desarrollo de la industria en sí:  determinar la extensión de las reservas, desarrollar e incrementar la producción toman mayores cantidades de pozos que pueden variar por profundidad. Gracias a esto, los costos de los proyectos de Shale Gas son mayores que un desarrollo convencional dejando un menor porcentaje de ganancia para el operador. Por ende, este tipo de negocio resulta más atractivo para pequeños y medianos operadores.

           Como ustedes pueden suponer, el tema es mucho mas complejo. Por lo pronto, la intención es entender el concepto. En la entrega del próximo miércoles veremos ¿cuáles son los prospectos de México? y por último trataremos de puntualizar qué podemos hacer en anticipación a esta “revolución”.

 FIN

Este artículo fue publicado el 27 de Diciembre, 2013 en el periódico Vanguardia de Saltillo, Coahuila.

http://www.vanguardia.com.mx/columnas-elshalegas(13)-1911764.html



Categorías:Gas Shale

Etiquetas:, ,

4 respuestas

  1. Enhorabuena! y mil gracias!

    Debo garantizar que tu entrada en el web log me ha sido ciertamente eficaz!

    Sonda de temperatura

Trackbacks

  1. El Shale Gas (3/3) ¿Qué Hacer? « Apuntes sobre Energia
  2. Rig Count: ¿De qué sirve contar equipos de perforación? | Apuntes sobre Energia
  3. ¿Se murió la OPEP? Parte 1 – Apuntes sobre Energía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s