Aguas Profundas – Prospectos Mexicanos

Desde la expropiación petrolera y hasta la década de los 60s, México tuvo una producción de hidrocarburos relativamente modesta[1]. Si bien hubo factores de demanda internacional que ayudaron al desarrollo de la industria en la siguiente década, fue gracias al descubrimiento de un pescador, que en 1971 vio una mancha de petróleo y burbujas emanando en el Golfo, que México entra a las grandes ligas de los países productores de petróleo. Bajo el nombre de Cantarell gracias a su debelador, este yacimiento en aguas someras fue la joya de la corona Mexicana al llegar a brindar 63.2% de la producción nacional de petróleo. Lamentablemente, desde el 2004, esta joya se encuentra en su proceso natural de declinación y México se ve en la necesidad de buscar como suplantar esa producción. Razón principal por la que Pemex comienza a explorar en aguas profundas.

Fuente: Pemex

Fuente: Pemex

Entre 2007 y 2012 se  perforaron 21 pozos en estos depósitos utilizando una cuarta parte del presupuesto de exploración de Pemex. Para finales de la administración de Felipe Calderón, la apuesta trajo el primer pozo exitoso, esto es, se confirmó que la explotación de ese yacimiento contiene reservas suficientes para una operación comercial. Así, la campaña de perforación dentro de estos años terminó con un porcentaje de éxito del 52%. Algo que a Pemex le gusta alardear, ya que es un porcentaje muy superior al promedio mundial, pero es importante remarcar que estos depósitos están cerca de la frontera con Estados Unidos. Es decir, con posibilidades reales de estar comunicados a los yacimientos comerciales de nuestro vecino en el norte.

A pesar del costo promedio de 220 millones de dólares por pozo, la siguiente tabla presentada por Gustavo Hernández-García (ahora director de Pemex Exploración y Producción en el la Cumbre de Aguas Profundas el pasado Diciembre)  explica los resultados de esta campaña de exploración en términos de prospectos de petróleo equivalente en aguas profundas.

Fuente: Pemex Exploración y Producción

Leer la tabla literalmente nos dice que de los 54 Miles de millones de barriles de petróleo equivalente (MMMbpce) que hay en el país en recurso prospectivo convencional, casi la mitad se encuentra en Aguas Profundas. Y aunque los valores en términos de reservas aún son minúsculos y a pesar de que todavía no se produce un solo barril, el potencial sí es enorme. Tan enorme que Estados Unidos ya produce un millón de barriles diarios en sus aguas profundas.

Fuente: Sociedad de Ingenieros Petroleros (SPE por sus siglas en inglés)

Fuente: Sociedad de Ingenieros Petroleros (SPE por sus siglas en inglés)

Ojo, hablar de recursos prospectivos significa hablar de petróleo que puede ser recuperado en el futuro una vez que los proyectos exploratorios y comerciales se lleven a cabo. Conforme se incrementen las posibilidades de desarrollarlas comercialmente, estos yacimientos pasan a ser recursos contingentes, y sólo hasta que su desarrollo se justifique económicamente, podremos considerarlos reservas (3P). En otras palabras, de lo que se está explorando, la mitad tiene la posibilidad de convertirse en reservas de acuerdo a la definición que analizamos antes.

La pregunta lógica es: tenemos yacimientos transfronterizos de los cuáles todavía no se produce nada pero tienen un gran potencial, ¿no nos estarán comiendo nuestro mandado soberano? La respuesta es No. Este es un tema muy politizado y afortunadamente existe un tratado transfronterizo con nuestro vecino del norte que establece claramente cuáles son las reglas del juego para quienes decidan explotar estas zonas. La intención es que los ingresos e impuestos de los recursos en esta zona se distribuyan equitativamente, algo extremadamente importante para la inversión privada que merece certeza del capital que inyecta a sus proyectos.

Con estos antecedentes, se tiene que continuar con el desarrollo y multiplicar estas campañas en la inmensidad del Golfo de México para algún día producirlas. Desafortunadamente aunque hoy somos líderes en Aguas Someras, reaccionamos tarde y utilizamos las regalías del petróleo como caja chica del gobierno sin permitir que se continuara explorando a mayores profundidades. Hoy la experiencia y el capital para estos desarrollos tan tardados (Cantarell tomo 8 años en materializar su primer barril de producción) son limitados. Para esto nuestro gobierno pretende atraer el capital extranjero y así solucionar nuestra paradoja; si contamos con un potencial tan grande ¿Porqué tenemos un costo energético elevado (si le quitamos los subsidios) y una producción en declive? Es aquí donde los invito a leer la tercer entrega de esta serie sobre Aguas Profundas la próxima semana para analizar qué se esta haciendo al respecto.

FIN

Este artículo fue publicado el 4 de Abril, 2014 en el periódico Vanguardia de Saltillo, Coahuila.

http://www.vanguardia.com.mx/columnas-aguasprofundasprospectosmexicanos-1989841.html

[1]1979: Cantarell, el salvador de un país. CNN (Fecha de Consulta: 3 de Abril, 2014) http://www.cnnexpansion.com/bicentenario/2010/08/27/bicentenario-historia-petroleo-mexico



Categorías:Aguas Profundas

5 respuestas

Trackbacks

  1. Las Reservas « Apuntes sobre Energia
  2. Aguas Profundas ¿Qué es? « Apuntes sobre Energia
  3. Aguas Profundas – ¿Qué hacer? « Apuntes sobre Energia
  4. Ronda Cero – El concepto « Apuntes sobre Energia
  5. ¿Qué es la Ronda Uno? | Apuntes sobre Energia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s