El Precio del Petróleo – La Oferta y la Demanda

Mucho se ha escuchado hablar sobre el desplome de más del 50% de los precios del petróleo en menos de un año y de cómo afecta tanto a naciones como a individuos. Por eso, en esta serie titulada “El Precio del Petróleo” analizaremos a qué se debe esta fluctuación y los impactos en nuestra reforma energética.

Para empezar, es importante aclarar que el petróleo no es una materia prima universal, dado que en los mercados internacionales se comercian alrededor de 160 distintos tipos. Las diferencias en ellos están dictadas principalmente por su calidad, nivel de producción y penetración en los mercados[1]. En cuanto a la calidad, los factores a considerar son su viscosidad y su contenido de azufre. Un petróleo crudo con baja viscosidad genera una mayor cantidad de productos refinados (como la gasolina), mientras que uno con una cantidad de azufre baja es más fácil de refinar. En cuanto a los niveles de producción y penetración en los mercados, digamos que entre más produzcas y mejores capacidades de distribución tengas, mejores posibilidades tienes de vender tu mezcla de petróleo a un precio competitivo.

Pero aunque contemos con un cierto tipo de crudo en un punto dado de distribución, el precio del petróleo resulta mucho mas complejo de estimar. En realidad, el precio es el resultado de miles de transacciones que ocurren día con día alrededor del mundo, involucrando a productores, comerciantes, refinadoras, especuladores, OPEP y muchos otros jugadores. Sin embargo, como analizaremos en estas líneas, su volatilidad está ligada principalmente a uno de los pilares del capitalismo: la ley de la oferta y la demanda. Veamos:

La Demanda

La demanda en general dicta que a mayor precio, los consumidores consumimos menos. Al referirnos al consumo de combustibles global, la Agencia Internacional de Energía (IEA por sus siglas en inglés) estima que el 40.7% de esa demanda es abastecida por el petróleo[2]. En general, la demanda de esta materia prima hacia las refinerías (y por ende nosotros los consumidores finales) no fluctúa tanto (excepto en una recesión[3]). Los factores que más la influencian son, en corto, el precio del bien y el capital disponible en el Mercado.

Al primero lo determinan, por su parte, el precio de recursos complementarios y/ó substitutos. Digamos el gas, carbón, biodiesel o la electricidad principalmente. A su vez, una nueva tecnología puede afectar el precio al aumentar la demanda por una materia prima. De la misma manera que el alto horno aumentó la demanda por el carbón ó los carros aumentaron la demanda por las gasolinas. Inversamente, una nueva tecnología puede incrementar la efectividad de consumo y por ende bajar la demanda. Otra forma de afectar el precio es mediante la urbanización[4] dado que la concentración de la demanda hace más eficiente su distribución. Pensemos en la facilidad de proporcionar calefacción a un edificio en lugar de calentar casa por casa.

Por su parte, el capital disponible en el mercado es afectado por:

  1. Productividad: Si el ingreso per cápita incrementa, la demanda aumenta.
  2. Población: Si la población incrementa, la demanda aumenta. Si la población tiene frio en los meses de invierno ó quiere utilizar el aire acondicionado en los meses de verano, la demanda aumenta. Si la población simpatiza con el cambio climático, la demanda decrece, y así consecutivamente.
  3. Gobierno: mediante impuestos o subsidios y sus efectos alternos en la demanda.

La Oferta

El tener amplias reservas a lo largo de nuestra geografía no quiere decir que los hidrocarburos lleguen a los consumidores. Para motivar a los productores a generar la oferta de una materia prima hay que considerar los siguientes factores:

  1. El Precio que el consumidor está dispuesto a pagar y,
  2. Los Costos como:
    1. La Mano de Obra, los costos de operación (extracción) y seguridad, etc.
    2. El clima. Como en toda industria de materias primas, los desastres naturales pueden causar una alza en los precios del petróleo. Los efectos pueden ser masivos como el huracán Katrina (que causó un alza de $3 dólares por barril y afectó el 19% de la producción de EUA[5]) o pequeños como simplemente inhibir que un buque petrolero cargué debido a que no se puede acercar al muelle.
    3. La tecnología empleada, la cual puede ahorrar capital y mano de obra.

La mejor forma de observar los efectos a la oferta, es analizar el impacto de “X” factor en el Estado de Flujos de Efectivo (Free Cashflow Statement)[6]. Este estado es la base para evaluar un proyecto y así ver cómo se comporta la curva de la oferta. Por ejemplo, si incrementan los precios del petróleo, también aumentarán los ingresos operativos y por ende los flujos de efectivo. De esta manera, una empresa estará incentivada a aumentar su oferta.

Compaginando los últimos dos puntos y suponiendo que el resto de los factores se mantienen constantes (ya que los golpes a la oferta pueden ocurrir por otras razones que veremos en esta serie), las leyes de la oferta y la demanda nos dictan que sus respectivas curvas se unen en un Punto de Equilibrio (E0) para determinar un Precio (P0) en el mercado con cierta Cantidad Disponible (Q0).

Curva de la Oferta y la Demanda

Curva de la Oferta y la Demanda

De esta manera, cuando la demanda excede la oferta (la curva de la demanda se mueve a la derecha) el precio tiende a aumentar. Inversamente, cuando la oferta excede la demanda, es decir, la curva de la oferta se mueve hacia abajo, el precio tiende a disminuir.

Finalmente, un aumento en el precio tiende, tarde o temprano, a disminuir la demanda y aumentar la oferta. Inversamente, una disminución en el precio tiende, tarde o temprano, a aumentar la demanda y disminuir la oferta[7].

Ahora pongamos toda esta teoría en el contexto actual

Normalmente la demanda crece conforme crece el Producto Interno Bruto global. Desde esta perspectiva, los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) han estado presentando un aumento muy modesto en la demanda de petróleo. Por ejemplo, el último año el mayor consumidor mundial -Estados Unidos- sólo aumentó su consumo de petróleo de 19.06 a 19.32 millones de barriles por día[8]. En realidad, son las economías en los mercados emergentes a quienes les debemos el aumento en el su consumo durante los últimos años[9]. Un aumento que, desafortunadamente, se ha ido desacelerando. Y es específicamente esta desaceleración la cual hace que el desplazamiento en la curva de la demanda (D1) sea menor.

Por su parte, la oferta ha ido aumentando a pasos veloces debido principalmente al flujo de petróleo de Estados Unidos y la revolución del fracking en las lutitas. De hecho, su producción de petróleo alcanzó los 9.15 millones de barriles por día en diciembre del año pasado, su nivel más alto desde 1986[10]. Y aunque EUA no exporta ese petróleo, lo que ha dejado de consumir ha creado un exceso en la oferta mundial[11]. A su vez, ha habido un incremento de producción considerable en países como Iraq, Libia y Canadá.

Tomando estos dos desplazamiento y reflejándolos en la curva de la oferta y la demanda para encontrar el nuevo punto de equilibrio (E1); nos topamos con un precio (P1) mucho menor al inicial. Esto se debe a la poca elasticidad del precio gracias al desbalance entre una curva y la otra. En otras palabras, si la demanda y la oferta no cambian a la par, los cambios en el precio son drásticos, como lo son el día de hoy.

El Desplazamiento actual en la curva de la Oferta y la Demanda

El Desplazamiento actual en la curva de la Oferta y la Demanda

Aunque lo anterior es una explicación macroeconómica, estos mismos principios de equilibrio aplican en menores escalas, digamos a nivel de una empresa. A cierto precio, las compañías van a decidir cuánto hay que producir para maximizar sus ingresos. ¿Y por qué culparlos? Nadie querrá producir más debido a que si se hace, el costo-beneficio que se genera a ese precio podrá ser menor o inclusive, negativo.

En gran medida es así como las empresas, países y consultorías estiman cuál será el precio del petróleo en un futuro. Por su parte, la IEA prevé que la oferta superará la demanda durante los próximos dos años. De ser así, la presión sobre el precio del petróleo continuará durante este tiempo.

Sin embargo, la economía no es una ciencia exacta limitada a un puñado de factores. Por eso, en las próximas entregas analizaremos otras externalidades con el fin de simplificar cómo se mueve el precio del petróleo y cómo afecta a nuestro país.

FIN

Este artículo fue publicado el 11 de Febrero, 2015 en el periódico Vanguardia de Saltillo, Coahuila.

http://www.vanguardia.com.mx/columnas-elpreciodelpetroleo%E2%80%93laofertaylademanda-2266599.html

[1] The Global Oil & Gas Industry: Management, Strategy and Finance. Andrew Inkpen y Micheal H. Motter.

[2] IEA – Key World Report 2014 (por cierto, de ese porcentaje, el 63.7% es utilizado en industria del transporte)

[3] Investopedia – The industry handbook: The Oil Services Industry

[4] University of Colorado via Coursera – Fundamentals of Global Energy Business

[5] US Economy – Oil Prices

[6] Ibid 4.

[7] Ibid.

[8] The Australian – EIA tips low prices for the next two years.

[9] En especial a los países BRICS.

[10] Ibid 8.

[11] The Economist – Why the Oil Price is Falling?



Categorías:Economia

12 respuestas

  1. El precio actual del barril de petróleo no obedece estrictamente al comportamiento puro de la oferta y demanda. La producción mundial de crudo ha incrementado de forma marginal, a la par del consumo. Los inviernos crudos en el norte generalmente está asociado a un aumento importante en la demanda y una alza en los precios del petróleo, este año no ha sido así. La forma más sencilla, aunque poco ética, es controlar la producción para bajar la oferta y nivelar los precios. Preferible vender menos petróleo a mejor precio y cuidar las reservas de crudo. Para las economías emergentes dependientes de los ingresos del petróleo (como México), este precio es un desastre presupuestal y pone en riesgo muchos de los planes e inversión en infraestructura de este año y de los que vienen. Se debe actuar y pronto.

    • Excelente comentario Ignacio, muy amable. Como dices, el precio del barril no sólo depende de la oferta y la demanda y esto se analizará en los siguientes capítulos de esta serie de “El Precio del Petróleo”. Saludos!

Trackbacks

  1. El Precio del Petróleo – Los Mercados | Apuntes sobre Energia
  2. El Precio del Petróleo – Los Países Importadores | Apuntes sobre Energia
  3. Oil & Gas Magazine | El Precio del Petróleo – Los Mercados - Oil & Gas Magazine
  4. Rig Count: ¿De qué sirve contar equipos de perforación? | Apuntes sobre Energia
  5. La industria O&G del 2016 – Apuntes sobre Energía
  6. Sector Eléctrico – Los términos (El ABC) – Apuntes sobre Energía
  7. ¿Se murió la OPEP? Parte 1 – Apuntes sobre Energía
  8. ¿Se murió la OPEP? Parte 2 – Apuntes sobre Energía
  9. La supuesta inelasticidad del mercado petrolero – Apuntes sobre Energía
  10. La importancia de los inventarios – Apuntes sobre Energía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s