El Precio del Petróleo – El Cisne Negro

 “Como una piedra lanzada en un estanque, una crisis petrolera propaga ondas, o efectos, que se sienten en todas partes”

Albert Marrin, autor e historiador, 2012.

Después de describir las leyes de oferta y demanda, a los mercados, a los países importadores, y exportadores, ha llegado el momento de introducir al cisne negro (evento de poca probabilidad pero alto impacto) del cuento. La historia nos ha enseñado que a lo largo de las últimas crisis petroleras la causa primordial del disturbio entre el balance de la oferta y la demanda ha sido política; llámese guerra, revolución, huelga o embargo.

Fuente: Agencia Internacional de Energía (IEA por sus siglas en ingles).

Fuente: Agencia Internacional de Energía (IEA por sus siglas en ingles).

Gracias a esto las noticias que rodean el precio del petróleo no sólo se abogan a los conceptos descritos en entregas pasadas. En sí, los impactos pueden venir de muchos escenarios hipotéticos geopolíticos:

  • ¿Será capaz el nuevo gobierno de Nigeria, principal exportador africano, de sacar adelante al país que empieza a gobernar con un grave déficit presupuestal?
  • ¿Aumentará la sobreoferta global las negociaciones entre Irán y el resto del mundo al remover el embargo?
  • ¿Obstruirá un grupo de rebeldes alguno de los cuellos de botella en el transporte del petróleo? Por ejemplo, Yemen podría buscar retaliación con Arabia Saudita al invadir el estrecho Bab el-Mandab (lugar por donde pasa alrededor del 7% del crudo mundial[1]) y así bloquear el comercio de su crudo hacia el canal de Suez.
  • ¿Seguirá proliferando el autodenominado “Estado Islámico” en Irak y Siria provocando escasez de inversión en la industria del petróleo? o ¿Podrá Irak librarse de ellos y a la vez renegociar todos sus contratos hacia producción compartida con las compañías trasnacionales?
  • ¿Podrá Libia calmar la violencia alrededor de sus terminales petroleras?
  • ¿Caerá Venezuela en una implosión o en algún sueño de guerra del presidente Maduro?
  • Y así subsecuentemente.

Thomas Piketty menciona en su afamado libro llamado Capital que “El decline del capital entre 1913 y 1950 es la historia del suicidio de Europa”. De la misma manera, el decline de la producción, costo y evolución de la industria petrolera es muchas veces la historia del suicidio de sus jugadores.

No obstante, siempre ha habido escenarios como los anteriores. La diferencia actual es que el mercado se ha vuelto más optimista sobre el riesgo geopolítico[2]. Anteriormente, estas probabilidades añadían precio al barril de petróleo ya que los analistas, productores, comerciantes y consumidores compraban bajo una cierta percepción de escasez gracias a esos riesgos. Al final del día, las materias primas valen lo que los individuos estén de acuerdo en comprar y vender en un momento determinado. Pero ahora, esa percepción del valor del petróleo dice que gracias a que el mercado está sobresaturado, no hay tanto problema si pasara algo geopolíticamente hablando.

En conclusión, este nuevo capítulo de la historia del petróleo se debe a nuevas formas de acceder a reservas de petróleo y no a nuevos descubrimientos. Se debe a una desaceleración de la economía moderna global, a un mercado que está dejando de operar bajo la influencia de un cartel y ahora se concentra en dejar que las leyes de la oferta y la demanda gobiernen. Y por último, se debe a que la nueva percepción del futuro nos hace especular en que inclusive si algo pasara, no habría tanto problema. El resultado: el petróleo que se compra en abril de este año se vende a casi la mitad de lo que costaba hace un año.

A todos nos gusta hablar de teorías de conspiración y sería muy fácil apuntar el dedo y decir que el decline tan grave es culpa de un solo factor. Pero como hemos visto, el precio del petróleo es mucho más complicado que eso. Nadie sabe con certeza lo que el futuro traerá en esta industria. Lo único que sigue y seguirá intacto es su mecanismo de auto-estabilización donde la producción cae cuando los precios bajan y si la oferta baja, los precios suben[3].

Razonablemente, el mapa petrolero que conecta a productores con consumidores está cambiando, cambios nos hacen pensar en las relaciones políticas entre dichos países.

Fuente: Agencia Internacional de Energía (IEA por sus siglas en ingles).

Fuente: Agencia Internacional de Energía (IEA por sus siglas en ingles).

Es por ello que esta serie no estaría completa sin analizar las repercusiones en México y su papel bajo estos cambios. Bien dice nuestro Secretario de Finanzas que “la caída del precio del petróleo representa el riesgo más grande para el Producto Interno Bruto de nuestro país”[4]. Y para analizar esto más a fondo, los invito a leer la próxima y última entrega de esta serie.

FIN

[1] Oil Price – How should commodity traders now think about geopolitical risk.

[2] The economist – Why the price of oil is falling

[3] BBC – Are low prices here to stay

[4] Reuters – Mexico preparing for low oil prices



Categorías:Economia

Etiquetas:

2 respuestas

  1. Excelente nota Merlin, como siempre brindas una nuevo angulo con relación a la actual situación del mercado.Sin minimizar el rol de los factores de la oferta, demanda y demas los cuales supuestamente regulan los mercados libres, el mercado de los energéticos es único en su complejidad. Usando terminos financieros existen una compleja relación entre los precios del crudo con la moneda americana, asi como, los instrumentos financieros llamados futuros la cual no permite instrumentar un análisis simple. Si bien creo que el termino “Cisne Negro” popularizado por el actuaria Nassim Taleb, seria apropiado como un principio para un análisis no podemos explicar todo por medio del azar. Sin buscar el darle sustento a teorías de la conspiración el análisis de la correlación entre los eventos de mercado actual requiere de partir de las ciencias exactas de la estadística y finanzas a las ciencias sociales entre ellas la política o Geopolítica para ser mas precisos. En este caso la actual situación de los mercados se podría resumir en una nota de Carlo Bon Clausewitz la cual dice ” La Guerra no es un fenómeno aislado (independiente), sino la aplicación (continuación) de la política por otros medios (herramientas)”. Para cerrar el tema creo que seria importante preguntarse quien se beneficia de todos estos movientos de alguna manera? Quien sufre y quien tiene los medios para implementar una estrategia de mediano plazo? Saludos a Diana, un abrazo.

Trackbacks

  1. La industria O&G del 2016 – Apuntes sobre Energía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s