Sector Eléctrico – Los términos (El ABC)

Esta entrada representa el inicio de la serie “Sector Eléctrico” que pretende describir brevemente conceptos claves y servir como una referencia, para adentrarnos al Sector Eléctrico Mexicano y su impacto con la Reforma Energética. Aclaro que el afán no es explicar conceptos técnicos (ampere, generador, etc.), ni cómo llegamos aquí desde el papalote de Benjamín Franklin, pasando por el bombillo de Thomas Edison, hasta llegar a la energía nuclear. Esto sólo es el aperitivo, el punto de partida, para sentar las bases de una serie que pretende cubrir como mínimo:

  1. Sector Eléctrico – El ABC del mercado
  2. Sector Eléctrico – México Pre-Reforma Energética ¿Porqué se reformo el sector?
  3. Sector Eléctrico – La Reforma Energética
  4. Sector Eléctrico – Post Reforma y Modernización

Empecemos con el ABC en orden lógico en vez de alfabético:

Fuente: https://www.bassolsenergia.com/

Fuente: Bassols

Etapas del sistema eléctrico:

  1. Generación: La generación de energía eléctrica, en breve, significa transformar algún tipo de energía (eólica, hidráulica, geotérmica, nuclear, combustibles fósiles, solar, etc.) en electricidad. El proceso varía dependiendo de la energía, pero en general, se refiere al producto de una central eléctrica para abastecer a los sectores industrial, comercial y doméstico (la demanda).

 De acuerdo a la Secretaría de Energía[1], ésta se divide en:

Neta: Es la energía eléctrica que una central generadora entrega a la red de transmisión; y es igual a la generación bruta, menos la energía utilizada en los usos propios de la central.

Genración mundial por fuente - Agencia Internacional de Energía (IEA por sus siglas en ingles)- Key World Statistics 2015

Generación mundial por fuente – Agencia Internacional de Energía (IEA por sus siglas en ingles)- Key World Statistics 2015

Bruta: Es la energía que se produce en las centrales eléctricas, medida en las terminales de los generadores. Una parte pequeña de esta energía, es utilizada para alimentar los equipos auxiliares de la propia central (usos propios) y el resto es entregado a la red de transmisión (generación neta).

Costo de Generación: Si bien el nombre es auto-descriptivo, el término es de gran importancia al comparar distintos tipos de fuentes de generación. En México éste se toma en pesos/megawatt-hora.

  1. Despacho: Antes de transmitir la electricidad, se tiene que saber hacia dónde despachar la energía eléctrica producida. Esto se realiza bajo un centro computarizado que ordena a dónde dirigirse para atender la demanda de distintos centros de consumo, como ciudades y pueblos[2].
  1. Transmisión: Se refiere normalmente a las torres de alta tensión, como las que se distinguen en el campo, con el objetivo de enlazar la generación con el centro de consumo (subestaciones). Normalmente la transmisión es un monopolio[3] ya que al país le conviene asegurar que se cubra el 100% de su demanda (en vez transmitir sólo a los puntos que mejor paguen).

Autoabastecimiento: Es el suministro de las necesidades de energía eléctrica de los miembros de una sociedad de particulares mediante una central generadora propia. Como modalidad, definida por la Comisión Reguladora de Energía (CRE), se entiende como: la generación de energía eléctrica para fines de autoconsumo siempre y cuando dicha energía se destine a satisfacer las necesidades de personas físicas o morales y no resulte inconveniente para el país[4]. A su vez, este puede ser:

Local: sin utilizar la red de transmisión del servicio público.

Remoto: utilizando la red de transmisión del servicio público[5].

Nota: esta modalidad de autoabastecimiento cambia con la reforma, pero se detalla aquí por cuestiones conceptuales. 

  1. Distribución: La red de cables de baja tensión dentro de una población (o zona industrial), que lleva la electricidad al consumidor final. En otras palabras, de una subestación de distribución, hasta el medidor del cliente[6].

 Pérdidas de energía: Término aplicado a la energía que se pierde en los procesos de transmisión y distribución. Las pérdidas se deben principalmente a la transformación de una parte de la energía eléctrica en calor disipado en los conductores o aparatos[7].

  1. Comercialización: Es la fase final de todo este proceso, es el que se encarga de establecer la tarifa de energía eléctrica (costo que incluye mantenimiento y ganancias) para su venta y cobro.

 Carga: La potencia requerida por dispositivos que consumen electricidad, que se mide en unidades de potencia eléctrica (kW, MW)[8].

Oferta y demanda:

A diferencia del precio del petróleo, donde una sobredemanda con la misma oferta significa un incremento a su precio en el mercado internacional (referir al artículo específico), en el sector eléctrico, si no se planea correctamente el equilibrio entre la producción y el consumo, se corre el riesgo de producir apagones y/o alertas críticas; circunstancia que significa apagar el motor económico de la industria del país. Por ello, los operadores deben estudiar y planear de acuerdo a:

Demanda (Consumo): La SENER define a la demanda como la potencia a la cual se debe suministrar la energía eléctrica requerida en un instante dado. No obstante, ésta depende de muchos factores. En la siguiente gráfica se puede ver la variación total de la demanda en dos áreas operativas distintas: norte y sur de México.

Se observan variaciones substanciales en base a la región geográfica, sus industrias y turnos donde se realiza la producción; electrodomésticos más frecuentes, climatología debido a la estación del año, (y por ende uso de calentadores y aires acondicionados), y hora del día. Bajo este contexto, la generación de energía debe seguir las curvas de demanda, y los sistemas de generación deben planificarse para el periodo en el que se utilizarán.

Fuente: SENER – Prospectiva del Sector Energético 2015 - 2029

Fuente: SENER – Prospectiva del Sector Energético 2015 – 2029

Para estar alineados con el mercado, cabe destacar las siguientes distinciones:

Demanda base: Demanda horaria mínima dentro de cierto periodo (en la prospectiva se indica el promedio de las demandas mínimas diarias).

Demanda máxima: Valor máximo de las demandas horarias en el año (MWh/h).

Demanda máxima coincidente: Es la demanda máxima que se observa en un sistema interconectado durante cierto periodo, y que es menor que la suma de las demandas máximas de las áreas que integran el sistema; debido a que éstas ocurren en momentos diferentes, por la diversidad regional y estacional de los patrones de consumo de la energía eléctrica.

Demanda máxima no coincidente: Es la suma de las demandas máximas de las áreas de un sistema eléctrico, sin considerar el tiempo en que se presentan. La demanda máxima no coincidente es mayor o igual a la demanda máxima coincidente.

Demanda controlable: Demanda de energía eléctrica que los usuarios finales ofrecen reducir conforme a las Reglas del Mercado[9].

Oferta (Producción):

Capacidad: Es la oferta disponible. La CFE la describe como la potencia máxima de una unidad generadora, una central de generación o un dispositivo eléctrico; especificada por el fabricante o por el usuario, dependiendo del estado de los equipos. A su vez, la Secretaría de Energía hace la siguiente distinción:

Capacidad Efectiva: Es la capacidad de una unidad generadora que se determina tomando en cuenta las condiciones ambientales y el estado físico de las instalaciones, y corresponde a la capacidad de placa corregida por efecto de degradaciones permanentes, debidas al deterioro o desgaste de los equipos que forman parte de la unidad.

Capacidad de Placa: La capacidad definida por el fabricante de una unidad generadora. Esta capacidad se obtiene cuando la unidad es relativamente nueva y opera bajo condiciones de diseño.

Capacidad Bruta: Es igual a la capacidad efectiva de una unidad, central generadora o sistema de generación, e incluye la potencia requerida para usos propios.

Capacidad Neta: Es igual a la capacidad bruta de una unidad, central generadora o sistema eléctrico, a la cual se le descuenta la capacidad que se requiere para los usos propios de las centrales generadoras[10].

Margen de Reserva: Es la diferencia entre la capacidad efectiva y la demanda máxima coincidente de un sistema eléctrico, expresada como porcentaje de la demanda máxima[11].

Alerta crítica: Hace referencia a la alerta que Pemex emite cuando existe un desabasto de gas natural gracias a la falta de infraestructura en el sistema. Básicamente es una forma de decirle a la industria: “No consuman gas natural[12]” “usen algo más”. Este punto será analizado más a fondo en la siguiente entrada “México Pre-Reforma Energética”.

Concluyendo:

Conceptos dentro de la industria hay miles, pero con este pequeño glosario podremos sentar las bases de la discusión en el sector eléctrico. Durante las siguientes entregas analizaremos cómo está la situación del sector eléctrico en México y así podremos entender un poco mejor el porqué de su reforma Energética.

FIN

[1] Secretaría de Energía SENER – Prospectiva del Sector Eléctrico 2015-2029

[2] Enrique Ochoa Reza – Para entender la Reforma Energética (Libro)

[3] Energy Markets and Power System Economics – Deqiang Gan & Donghan Feng

[4] Ibíd. 1

[5] Comisión Federal Electricidad – Informe Anual 2014

[6] Wikipedia – Red de distribución de energía eléctrica.

[7] Ibíd. 1

[8] Ibíd. 5

[9] Ibíd. 1

[10] Ibíd. 1

[11] Ibíd. 1

[12] Palabras del Dr. Enrique Ochoa Reza, director de la CFE, durante el primer simposio “Realidad Energética 2014”.



Categorías:Conceptos, Sector Eléctrico

Etiquetas:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s