¿Se murió la OPEP? Parte 2

Screen Shot 2016-04-24 at 9.40.11 PM

El domingo 17 de abril del presente año 18 países petroleros, la mayoría miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), se juntaron en la ciudad de Doha, Qatar, para discutir un posible acuerdo de congelar su producción a la tasa de enero. Con ello, se pretendía limitar la oferta para que el precio del barril empezase a subir y así revivir el brazo político de la OPEP. No obstante, el día transcurrió sin poder llegar a un acuerdo ya que un miembro clave no asistió y la esperanza de un acuerdo se tornó en desilusión. Considerando que desde la crisis petrolera a finales del 2014 no hay un consenso muchos se preguntan: ¿ya está muerta la OPEP?

El por qué SÍ:

Una de las razones de ser de la organización, de acuerdo al artículo 2.B de su estatuto, es encontrar maneras para asegurar la estabilización de los precios internacionales del petróleo. Esto funcionó muy bien desde 1986 hasta 2003, cuando ─por diferentes razones─ el precio se tornó volátil y desde entonces no ha sido posible cumplir con este propósito clave.

Inclusive si se llegase a un acuerdo, ¿de qué serviría si no existe confianza interna? En el pasado, la OPEP tuvo que utilizar información de agencias externas para monitorear los niveles de producción acordados por sus miembros. Y aunque las cuotas no se respetaron, desafortunadamente no existe un mecanismo que castigue a quienes no se apeguen a ellas[1]. En otras palabras, inclusive si se llegase a un acuerdo, éstos se burlan a la hora de la práctica.

Por su parte, la producción de los diferentes miembros no es homogénea. Mientras la mayoría la ha disminuido, otros miembros se encuentran produciendo al tope o incrementándola. Esto hace imposible llegar a un consenso en cuanto a congelar producción. Específicamente, Arabia Saudita y Rusia (quienes producen poco más del 20% del total global) no tienen inconveniente en congelar sus niveles de producción, porque están bombeando casi a límite[2]. Por su parte, Irán tuvo una baja de un millón de barriles por día en su producción entre el 2012 y finales del 2015[3], como sanción de las Naciones Unidas por su programa nuclear. Obviamente, para principios del 2016 su prioridad era recuperar su tasa de producción y es por eso que decidió no asistir a la junta de Doha, donde se pretendía congelar las tasas de producción.

Lamentablemente ,su ausencia opacó la junta de Doha y resaltó la falta de cohesión dentro del cartel. Arabia Saudita, impulsada por su nueva voz en cuanto a política petrolera (el Príncipe Mohammed bin Salman), claramente impuso su fuerza dentro de la OPEP para decir que sin Irán no habría acuerdo. Esto revivió la histórica confrontación entre ambos países. Con tal falta de afinidad dentro una organización, donde la opinión de uno polariza cualquier conato de acuerdo, es fácil también cuestionarse si la OPEP tiene razón de ser.

Aunado al fracaso político interno, la prueba más contundente para aseverar que la OPEP está muerta la brindó la reacción del mercado después de la junta. Contrario a las expectativas que una falta de acuerdo derrumbaría el precio del barril, el lunes después de la junta el precio bajó sólo un 1.63 por ciento. Para el martes, los precios se elevaron 3 por ciento y, para el jueves, el precio del barril ya había alcanzado su máximo desde noviembre del año pasado. ¿Los motivos? Recortes en la producción en otras partes del mundo (una huelga de trabajadores en Kuwait recortó 1.5 millones de barriles de producción diaria, mientras que problemas técnicos en Venezuela y Nigeria indicaban recortes en 200 y 400 mil barriles diarios respectivamente[4]).  Las fuerzas del mercado, específicamente de la oferta y la demanda, impusieron su dominio sobre la falta de un acuerdo.

Screen Shot 2016-05-03 at 10.06.59 PM

Fuente: EIA

El por qué NO:

El que no exista consenso interno en la OPEP en la primera junta del año no quiere decir que en el futuro no se pueda llegar a un acuerdo. Ha habido muchas juntas “fallidas” en el pasado y  estas han sido precursores de futuros acuerdos. Entre 1998 y 1999, por ejemplo, la OPEP acordó (gracias a un memo inicialmente propuesto por México[5]) combatir los precios bajos, e inclusive se llegó a un acuerdo que permitió que Irán pudiese incrementar su producción. Si tomamos ese precedente, el sólo hecho de empezar a tener este tipo de reuniones es buena señal, al grado que Irán recientemente anunció que estaría dispuesto a cooperar en un futuro[6].

Según el reporte mensual de la Agencia Internacional de Energía, desde que se llevó a cabo la junta de Doha los inversionistas empezaron a tener una reacción positiva, porque creyeron que el mercado ya había tocado fondo. De hecho, la semana previa a la junta, los oil traders  compraron suficiente para empujar los precios a un máximo de 4 meses[7]. Claramente este efecto psicológico del mercado es indicativo de que la OPEP todavía tiene cierto impacto.

Por otro lado, recordando la lección del ’86, es necesario tener cuidado con la cuota de mercado de los miembros de la organización (ver mapa). El congelar su producción y elevar el precio del barril puede significar que otros productores, específicamente Estados Unidos, aprovechen la oportunidad para incrementar su producción y competir con la OPEP

Cuota de mercado

Representación gráfica de la famosa cuota de mercado de la OPEP. Fuente: OPEP – Boletín Estadístico Anual 2015

Esto nos lleva a la lección de ’73. En ese entonces, elevar los precios del barril le salió igualmente contraproducente a la OPEP dado que terminó por incentivar fuentes alternas de energía. Si a esto le agregamos las preocupaciones ambientales actuales, el resultado es que el mercado está invirtiendo el doble en energía limpia de lo que invierte en fuentes fósiles[8]. Situación que resulta adversa a largo plazo para los países de la OPEP que dependen de los ingresos petroleros. Por eso, el gobierno de Arabia Saudita, cuyo presupuesto monárquico depende en 90% del petróleo[9], está buscando intensamente diversificar sus fuentes de ingresos. En síntesis, mientras los precios se mantengan bajos será más fácil mantener la demanda, aunque para ello sea necesario mantener los precios bajos por más tiempo.

Por su parte, el artículo 2A del estatuto de la OPEP señala que “la meta principal de la organización es la coordinación de políticas petroleras para salvaguardar sus intereses”. Dicha prioridad sigue atrayendo miembros y esto brinda nueva sangre al grupo. Indonesia, por ejemplo, se reincorporó en diciembre del año pasado, y Gabón acaba de anunciar sus planes de reincorporación el mes pasado.

A su vez, la OPEP también sirve como base de datos para recopilar y publicar información sobre la producción y estrategia petrolera de sus miembros. Considerando que ésta representa un tercio de la producción global[10], dichos reportes son extremadamente útiles para quienes quieran entender el tenue balance entre la oferta y la demanda. Por último, la organización también cuenta con un fondo altruista de desarrollo internacional, con miles de millones de dólares en reservas provenientes principalmente de miembros de la OPEP,  que invierte en países en vías de desarrollo con pobreza energética y necesidad de ayuda humanitaria .

La etapa de transición

Sin duda hay motivos para argumentar ambos lados de la moneda. Lo cierto es que la dinámica del mercado ha cambiado mucho desde la época dorada de la OPEP previa al 2003.  Estados Unidos ha ido emergiendo como el nuevo “swing producer” ya que, en caso de que los precios suban y su industria de aceite y gas en lutitas se reactive, tiene la mayor capacidad de re-inyectar producción al mercado. Si a esto se agrega que se le removió la prohibición de exportar sus hidrocarburos (prohibición que duró 40 años) y que los niveles de producción no los determina una entidad política (sino cientos de productores); cualquier decisión estratégica de la OPEP (como congelar producción) debe tomar en cuenta esta nueva realidad.

Lo bueno es que, a pesar de no haber acuerdo,  las señales son positivas para la Organización. Por un lado, la producción de Estados Unidos continua decayendo,[11] mientras que el total de la producción de la OPEP se encuentra bombeando a niveles record[12]. Y por el otro lado, el precio del barril del petróleo continua subiendo lentamente.

OPEC vs EUA

Fuente: Bloomberg

Esto nos lleva a concluir que la OPEP no está muerta pero sí algo moribunda, fraccionada y con una credibilidad dudable. Si la organización quiere mantener su fortaleza de cartel, debe dejar de velar por intereses particulares (como sucedió en Doha) y trabajar más en su cohesión. Para esto, debe actualizar sus estatutos e incluir formas de garantizar la adherencia a las cuotas establecidas por los miembros. Así, en la próxima junta de junio, será más fácil encontrar las cláusulas correctas para redactar su reporte de estrategia de largo plazo el cual ha sido pospuesto desde noviembre del año pasado[13]. De lo contrario, su segmentación se comportará como las otras dos terceras partes que no forman parte de la OPEP, las leyes de libre mercado reinarán y la competitividad continuará poniendo presión negativa a los precios del barril de petróleo.

FIN

 

Notas a píe de página:

 

[1] Bloomberg – Everything you need to know about the Doha Summit

[2] Oil Pro – 11th hour before Doha conference, Iran digs its anti freeze heels.

[3] Trading Economics – Iran Oil Production (con información de los reportes mensuales de la OPEP)

[4] Reuters – Oil rises as Kuwaiti strike cuts output for third day

[5] Bloomberg- Secret Petro-Diplomacy Starts to Pay Off in Echo of 1999 Shock

[6] Bloomberg – Iran May Be Ready for Joint Action With Opec Within Months

[7] Bloomberg – Oil Freeze: Everything you need to know about the Doha Summit.

[8] Bloomberg – Wind and Solar are crushing Fossil Fuels.

[9] Bloomberg – The 2 trillion project to get Saudi Arabia’s economy off oil.

[10] A Diciembre del 2015, según figuras de la misma OPEP.

[11] Bloomberg – U.S. Output Tumbles as Shale Drillers Capitulate to OPEC: Chart

[12] Reuters – OPEC oil output near record high in April as Iran, Iraq growth offsets outages: Reuters survey

[13] Bloomberg – Opec Said to head for june talks without plan for supply limits



Categorías:World Oil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s